www.pescadeporte.com

martes, 31 de diciembre de 2013

MMXIII - MMXIV

Se acaba el 2013 y con él un año que no ha sido especialmente productivo en cuanto a peces. Se nota de cada vez más y con más rapidez la sobrepesca, se hace más difícil obtener resultados donde antes era relativamente fácil, o al menos probable, y según qué especies parecen casi extintas por estas costas.

A pesar de todo esto, prefiero pensar que es sólo un “mal” año o ciclo y seguimos insistiendo, aprendiendo un poco más cada día de esta interminable enciclopedia abierta y cambiante que es el mar y sus habitantes.

En todo caso me quedo con los buenos momentos vividos, sobre todo por la compañía de un buen grupo de gente sana/loca movida por la misma pasión de disfrutar con los peces al otro lado de la línea. Días de excursiones de pesca de sol a sol, días de auténtico éxtasis con las llampugas, alguna espina en forma de pez que me he quitado, etc.

¡¡¡Feliz 2014 a todos!!!

Para acabar, un pequeño recopilatorio de algunas sueltas. Gesto que hay que inculcar y fomentar para que podamos seguir pescando con un mínimo de éxito:

sábado, 30 de noviembre de 2013

miércoles, 20 de noviembre de 2013

¡Material nuevo!

Como todos sabemos el Rockfishing se ha instalado y asentado en España, los ya varios años que llevamos practicándolo y la fuerza con la que sigue creciendo día tras día nos confirma que no se trata, como muchos decían, de una simple moda. Todo esto era de esperar, y es que el Rockfishing es seguramente la técnica con artificiales más productiva, y realmente divertida.

El mercado es otro "barometro" en el que fijarnos, y es que cada año muchas marcas, y cada vez más, van sacando productos para Rockfishing; o en el caso de distribuidores, trayendo cosas a España y Europa que antes eran exclusivas de Japón.


Aquí os dejo los nuevos catálogos de 2014, por una parte el de la marca Cinnetic y por otra el del distribuidor Viper (Mitchell, Abu Garcia, Berkley, Spiderline, Sebile, Hayabusa, IMA, Flambeau, Starlite y Zexus), que como podréis observar vienen con muchas novedades relacionadas con el Rockfishing:

Catálogo Cinnetic 2014




Catálogo Viper 2014


Gran parte del material lo podéis encontrar en Sports Pamies: http://www.sportspamies.com/pesca-deportiva

martes, 8 de octubre de 2013

¡Más especies!



Como todos sabemos el Rockfishing se caracteriza, entre otras cosas, por la gran variedad de especies que podemos capturar. Eso sin duda es un aliciente más de ésta técnica y hace que muchos intentemos, en la medida de lo posible, ir “coleccionando” especies.

Hace poco tuve la oportunidad de capturar un pez que me parecía realmente difícil. Ya lo había visto alguna que otra vez, pero nunca se interesó por mis señuelos. Esto fue hasta que un día llegamos a una zona propicia para esta especie y al clavar Fernando una serviolita apareció de repente el pez en cuestión a observar el barullo que montaba el pez clavado y sus congéneres a su alrededor. Nunca lo había visto tan claramente, de tan feo era bonito. Aun así no pensé en la posibilidad de pescarlo.

El vinilo "ganador". Foto de David Sánchez.
Nos dispusimos a tentar llampugas y serviolitas, David y Fernando a spinning y rockfishing y yo a mosca. Se sucedían las picadas y pudimos sacar realmente bastantes peces. De repente las llampugas empezaron a desaparecer y se alzó viento, fue en ese momento cuando hicimos una deriva pasando cerca de una boya, la “casa” del curioso pez. Enganché a la grapa del equipo de rock una cabeza plomada Hayabusa Arrow Head de 1,5g con un vinilo de la misma marca, tipo gusano pero con una cola un poco más ancha que le da una singular vibración al nadar. Lancé cerca de la boya, estábamos a tan solo 4m o 5m de ésta y al recoger el vinilo, a pesar de estar con el Sol de cara pude ver la silueta del extraño pez, persiguiendo el vinilo sin llegar a alejarse mucho de su escondite. Volví a lanzar, el viento nos arrastraba rápidamente y ya estábamos a unos 8m o 10m del “hot spot”. Ya no podía ver si algo seguía el pequeño vinilo, pero a las pocas vueltas de manivela noté la picada, clavé y al empezar a luchar deduje rápidamente que se trataba de ¡¡“el pez”!! Dio una bonita lucha, con alguna carrera incluida y en un par de minutos estaba dentro del salabre. ¡¡Especie nueva!! ¡¡Polyprion americanus!! También llamado cherna.

La preciosa cherna (P. americanus), la primera que pesco.
Me hizo una ilusión tremenda. Después de la pertinente foto, evidentemente, fue devuelto al agua.

No acabó ahí la cosa, y es que en otra deriva cerca de la boya David pudo capturar otro, en este caso con un rubber jig artesanal. También una especie nueva para él.

David con su cherna (P. americanus).
El pez piloto (N. ductor) de David.
Incluso ese día, David, capturó otra especie nueva para su lista, un precioso pez piloto (Neucrates ductor).

Nos percatamos de que bajo la boya había más chernas, pero a pesar de la insistencia de Fernando fue imposible hacer picar otra.


El viento de cada vez arreciaba más y decidimos volver a puerto. Habíamos cumplido con creces la misión del día y ya poco más se podía hacer. Para rematar la jornadas pudimos disfrutar de un gran banco de delfines asomando su aleta fuera del agua y jugando con la barca.


El Rockfishing no deja de sorprendernos, cada vez veo más claro que hay poquísimas especies que no podamos capturar con artificial y a Rockfishing concretamente. Seguramente las únicas, las que no están a nuestro alcance por profundidad. Sin duda intentaremos seguir ampliando la lista de especies, y apostaría a que así será.

domingo, 22 de septiembre de 2013

Cañas para el Rockfishing

Hoy en día en cuanto a Rockfishing, como en cualquier modalidad de pesca encontramos en el mercado una gran variedad de cañas específicas. Esto acaba siendo un problema a la hora de elegir, si no se tiene algo de experiencia y/o no se sabe lo que se quiere pescar ni cómo. Además de eso, algunas marcas aprovechan para fabricar cañas con blanks que no son los idóneos para esta modalidad a la que están destinadas, lo que aún dificulta más la tarea de hacernos con nuestra caña adecuada.

Cinnetic Explorer para Rockfishing. Foto: David Sánchez (http://davidsanchezpescayfotografia.blogspot.com.es/)

Muchos son los que me preguntan qué caña comprarse, cosa a la que han de responder ellos en función de lo que quieran pescar y cómo. Por ello, voy a intentar en esta entrada aclarar algunas dudas para que todo el mundo sepa por qué características decantarse a la hora de seleccionar su caña de Rockfishing.

Para empezar, no debemos confundir las cañas de spinning con capacidades de lanzamiento (“cw”) muy bajas, porque serán cañas con acciones demasiado blandas, pocas anillas y pesadas. Aspectos que para el Rockfishing no nos interesan. Lo cual no quiere decir que en determinadas ocasiones no nos funcionen bien.

Por otra parte, a la hora de elegir nuestra caña debemos tener en cuenta que a grandes rasgos existen dos tipos de cañas para Rockfishing: las de puntera sólida (solid tip) y las de puntera hueca o tubular (tubular tip).

Solid tip y jighead pequeño, buena opción.

Solid tip 
El hecho de que algunas cañas para Rockfishing sean de punta sólida significa materialmente que llevan un injerto de fibra macizo en la parte de la punta de la caña, normalmente los 30cm o 40cm más cercanos al extremo superior.

En general, lo más característico de las cañas de tipo solid tip es que tienen una mayor sensibilidad, siendo la parte más fina de la caña (top diameter) menor en cuanto a diámetro que las tubulares.

Mayoritariamente las marcas ofrecen estas cañas capacidad de lance de hasta 5g, estas varas serán ideales para mover cabezas plomadas de hasta 3g, pudiendo notar toda interacción con el fondo marino o sutiles picadas de los peces más pequeños, pero no las más indicadas para mover señuelos duros, debido a su punta excesivamente sensible para darles movimiento a los “hardabaits”.

Aunque en España son algo más difíciles de encontrar, también existen modelos de cañas tipo solid tip con capacidad de lance de hasta más de 5g. En estos casos, por ejemplo cañas de hasta 10g, nos servirán también para señuelos como minnows o jigs, aun siendo sólidas. Aunque seguramente no serán las mejores cañas para ir lanzando paseantes a lo lejos desde playa, por ejemplo.

Puntera sólida (arriba) y puntera tubular (abajo).

Tubular tip 
Tubular, la mejor opcion para peces potentes.
Las cañas tubulares tiene la particularidad de venir con la punta de la caña hueca, de ahí el apodo “tubular”. Éstas cañas tienen el “top diamater” mayor que el de las cañas sólidas. Al ser huecas por dentro y debido a su construcción tienen menor sensibilidad y más potencia que sus hermanas “solid”.

Normalmente la mayoría de modelos que encontraremos en el mercado tendrán una capacidad de lance de hasta 7g o más, por lo que son cañas que se parecen un poco más a las de spinning y nos servirán mejor que las sólidas si lo que pretendemos es utilizar señuelos duros como minnows, paseantes, poppers, jigs, etc. Los modelos de hasta 10g o 12g serán perfectos si nuestra intención es buscar peces algo más grandes como pelágicos de hasta 1kg o 2kg, aunque también pueden con peces de más de 5kg, no es lo más recomendable.


Con ésta información debemos pensar, como decía al principio, qué es lo que queremos pescar y cómo. Queda claro que si queremos pescar con vinilos y cabezas plomadas de 3g como mucho, lo ideal será decantarse por cañas sólidas de hasta 5g; y si queremos pescar mayoritariamente con señuelos duros, una caña tubular de hasta 7g u 8g por ejemplo.
  

También cabe tener en cuenta las cañas para “ajing” (pesca de jureles), una modalidad muy extendida en Japón para la cual encontramos muchos modelos distintos específicos. Evidentemente esa será nuestra elección si lo que pretendemos son jureles al más puro estilo nipón, con técnicas como el OTD.

Esquema de la curva de una caña sólida extra fast (línea roja) y una caña tubular regular fast (línea azul) al aplicarles peso.


















A parte de todo esto, existen una infinidad increíble de cañas con diferentes acciones, capacidades de lanzamiento, tipos de blank, y un largo etcétera que deberemos consultar en caso de querer algo muy específico, pero ese no será el caso cuando se empiece.

Como siempre, lo mejor sería tener un equipo para cada ocasión, pero al iniciarse en una modalidad, normalmente no se puede, así que mi recomendación si se quiere una caña “todoterreno” es elegir una tubular de hasta 7g o una sólida de hasta 10g. Éstas son cañas totalmente polivalentes que nos pueden hacer la función un poco para todo.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Llampugas a Rockfishing

Desde que pesqué la primera, siempre he tenido claro que el pez con el que más disfruto pescando es la llampuga (Coryphaena hippurus). Aun pudiendo pescar peces más grandes, éstos nunca podrían darme las sensaciones que me dan las llampugas. Sus increíbles colores, su forma de atacar, su tamaño perfecto para rockfishing o spinning light (siempre hablando de Mediterráneo, que no tiene nada que ver con los monstruos que se llegan a sacar en el trópico o subtrópico), etc. hacen que para mí sea el pez más completo y con el que más me divierto de los que tenemos por aquí.

Una de las primeras que salieron, con el Sebile Splasher 72, las pescaba hasta estando parado.
Ésta entrada viene a raíz de que llevamos por aquí un par de años realmente malos para esta especie (teniendo en cuenta que es un pez migratorio y que cada año se acerca en más o menos cantidad), y ayer, por fin, pudimos disfrutar de un gran banco de estos peces.

Otra de las muchas llampugas a popper.

Dimos con ellas después de una mañana en búsqueda de melvas, que formaban pajareras cada pocos minutos, pero ese día estaban dispersas y eran más bien pequeñas, con lo cual poca suerte tuvimos con estos peces. Al ir regresando, mi amigo Lluís quiso explorar una zona concreta buceando, mientras yo me quedaba en la embarcación. A los pocos minutos de estar él en el agua me comentó que rondaba por allí un palometón de unos 6kg, por lo que rápidamente cogí mi Cinnetic Capture Labrax, a la que llevaba puesto una cabeza plomada de 30g y un vinilo de unos 20cm, lo lancé en la dirección que me indicaba Lluís y recogí a toda velocidad, alternando tirones con la caña. No sentí nada, pero mi compañero me comentó que el pez había intentado atacar mi artificial sin éxito, lo había visto y grabado desde el agua, así que me decidí a poner un Bonga Minnow 95 y lo lancé todo lo lejos que pude, a favor de viento, alcanzando una gran distancia. A los pocos segundos de recoger hilo, divisé algo atacándolo repetidamente, rompiendo la superficie, por supuesto pensé que era el palometón otra vez, me subió la adrenalina y me preparé para clavar al sentir tensión en la línea, pero en seguida pude ver decenas y decenas de llampugas saltando fuera del agua, a lo lejos, en dirección a mi señuelo, mientras otras llegaban y lo mordían hasta que una quedó prendida. ¡Me subió aún más la adrenalina! Estaba sólo en la barca, pero por suerte tenía entre manos el equipo “pesado” de los que llevábamos, llamé a Lluís y pudo grabar alguna toma underwater y hacerme un par de fotos con la Go Pro. Posteriormente ya cogí el equipo de rock y empecé a pescarlas con el Splasher 72, ¡una gozada!

A la vez, avisé a los compañeros que estaban en otra barca: David, Miquel y Fernando; que en pocos minutos (si no segundos) estuvieron al lado de nosotros. Ahí empezó lo mejor del día, los 5 enganchados con las llampugas, peces por todas partes y disfrutando como nunca. No hay palabras que describan esos momentos, perdimos hasta la noción del tiempo, no sé si estuvimos 30min o 1h, pero a mí me pareció que sólo duraba unos segundos.

David con una de las primeras llampugas que sacó.
Acabamos pescando con los señuelos que llevaban anzuelos simples, chafando muertes y Fernando hasta con el Splasher 72 ¡sin anzuelos! y yo con el IMA Popkey con sólo un anzuelo trasero sin muerte. Hasta pudimos grabar algún que otro vídeo, dejo un par de enlaces abajo, cortesía de David y Lluís.

Miquel con otra llampuga, ésta con el Sebile Bonga Minnow 72.
El equipo empleado por mí fue el que viene siendo típico en mis últimas salidas a Rockfishing: 
-Caña Major Craft Solpara SPS-T762M 1-7g
-Hilo Berkley Nanofil 0,08mm + Trilene 0,21mm (luego puse un Cinnetic Calibra 0,4mm para poder sacarlas del agua cogiendo el bajo)
-Señuelos Sebile Splasher 72 y Sebile Bonga Minnow 72 (con el equipo pesado utilicé el IMA Popkey y Sebile Bonga Minnow 95)

Así quedaron algunos de los señuelos. Arriba el Sebile Bonga Minnow 72 y abajo el IMA Popkey.
En conclusión, el mejor día de pesca para mí en lo que va de año, y uno de los mejores de mi vida, sobre todo por el hecho de poder compartirlo con quien lo compartí. A parte de eso, me queda claro que para pescar llampugas siempre anzuelos simples, y mejor sin muerte, estos peces se clavan por cualquier lado y es peligroso.